¿Nervioso, quizás?

El Papa Benedicto XVI lee un discurso durante una ceremonia de bienvenida en el aeropuerto internacional de Malta.

Fotografía seleccionada por la revista Time


3 comentarios:

macgo dijo...

Quizás, pero es que la edad no perdona. Aunque fuera a los sesenta y siete, deberían jubilarse como el resto de los mortales y si éste se hubiera prejubilado a los cincuenta y dos pues mejor.

sara dijo...

Si, quizás..puede ser

Me gusta muchíísimo tu blog, Carmen

besos desde la costa de tu niña gallega

sara

pena dijo...

Ayer quedé alucinada cuando en el proceso de beatificación de no se que religiosos vi a toda la plana mayor (de izquierdas,jajajajajaja... excepto Saura, sino ya sería el colmo) en Santa Mª del Mar, sentí repelús, verguenza ajena, asco...lo siento. Tienen tragaderas para lo que sea con tal de no soltar el chollo que se han agenciado. Saludos.

Publicar un comentario

 

Ciberimaginalia Design by Insight © 2009